Leyendas de Castrillón y Avilés III. La Casona de Arnao.

La Casona de Arnao es un lugar  bien conocido por todos los habitantes del concejo de Castrillón; su estado ruinoso y su imponente aspecto le confieren un aire tétrico que la convierte en la reina de los enclaves legendarios y terroríficos de nuestro entorno más cercano.

 

3019788669_24la casonaa4e823f1_z

¿Quién no ha escuchado alguna vez el relato de un suceso, si no sobrecogedor al menos inquietante,  ocurrido en sus inmediaciones o incluso en su interior?  Los famosos “nichos” que se pueden encontrar en sus sótanos y a los que se accede directamente desde la cocina, han hecho saltar el corazón de varias generaciones y han disparado hasta las imaginaciones menos calenturientas.

Estas son dos de las últimas imágenes que se han puesto en circulación; atención a la ventana del fondo a la izquierda.

PicsArt_05-13-03.49.39

PicsArt_05-13-03.48.47

Pero son la riqueza y el amor los ejes de las dos creencias populares más repetidas en torno a la Casona de Arnao.

Se dice que sus paredes encierran una fortuna en pesetas, nuestra antigua moneda, pues el propietario gustaba de proteger y guardar así sus caudales.

De la otra leyenda, la de raíz amorosa, se hace eco Mª Esther García, en su libro Lleendes y otros aspectos máxicos nel folclor de Castrillón. Esta es la versión en castellano:

“Dicen que una moza que vivía en los alrededores, sufrió  mal de amores porque no la dejaban casarse con el galán del que estaba enamorada. Entonces, una noche de San Juan, cuando la danza sonaba en todos los rincones de alrededor y las hogueras iluminaban el cielo, ella, encerrada a la fuerza en su habitación para apartarla de su amor, tomó una decisión; abrió la ventana y saltó por el acantilado. Allí terminó aquella historia de amor imposible, pero quedó el espíritu de la moza, que no se fue del lugar y se refugió en la Casona, escenario escogido por el fantasma para aparecerse a los vivos. La noche de San Juan, a las doce, se ve una sombra que sale de la Casona y se tira por el acantilado y se sienten gemidos de horror, repitiendo el suceso que provocó aquella historia de un amor imposible.”

DSC_0093

La Casona, propiedad hasta no hace muchos años de la familia Sitges, fue el centro neurálgico del enclave primero minero y luego industrial, que nació en el pueblo de Arnao.

Anuncios

Acerca de mariabango

Profesora de Lengua castellana y Literatura en el IES Isla de la Deva, en Piedrasblancas (Castrillón).
Esta entrada fue publicada en LECTURAS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Leyendas de Castrillón y Avilés III. La Casona de Arnao.

  1. Pingback: Leyendas de Castrillón y Avilés. Mitología asturiana. | mariabango

Los comentarios están cerrados.